Fisioterapia en la hernia de disco

 
Las vértebras de la columna están separadas por discos. Estos discos le suministran amortiguamiento a la columna vertebral y espacio entre las vértebras. Los discos favorecen el movimiento entre las vértebras, lo cual le permite a uno agacharse y alcanzar algo.
 
  • Estos discos se pueden salirse de su lugar (herniar) o romperse a causa de un trauma o esfuerzo. Cuando esto sucede, puede haber presión sobre los nervios raquídeos. Esto puede llevar a dolor, entumecimiento o debilidad.
  • La parte baja (región lumbar) de la columna es el área más común para una hernia de disco. Los discos cervicales (del cuello) resultan afectados en un pequeño porcentaje, mientras que los discos de la espalda alta y media (torácicos) rara vez están comprometidos.
Radiculopatía es cualquier enfermedad que afecte las raíces nerviosas de la columna. Una hernia discal es una causa de radiculopatía.
 
La hernia discal ocurre con mayor frecuencia en los hombres de mediana edad y de edad avanzada, generalmente después de una actividad extenuante. Otros factores de riesgo comprenden enfermedades presentes al nacer (congénitas) que afecten el tamaño del conducto raquídeo lumbar.
 
 

Síntomas

  • El dolor es el principal síntoma.
  • Puede sentirse un hormigueo leve
  • Dolor sordo 
  • Sensación de ardor o pulsátil. 
  • En algunos casos, el dolor es tan intenso que uno es incapaz de moverse. También puede presentarse entumecimiento.
  • El dolor ocurre con mayor frecuencia en un lado del cuerpo.
  •  Con una hernia de disco en la región lumbar, usted puede tener dolor punzante en una parte de la pierna, la cadera o los glúteos, y entumecimiento en otras partes. Usted también puede experimentar sensaciones en la parte posterior de la pantorrilla o la planta del pie. La misma pierna también puede sentirse débil.
  • Con una hernia de disco en su cuello, usted puede tener dolor al mover el cuello, dolor profundo cerca o por encima del omóplato o dolor que se irradia a la parte superior del brazo, al antebrazo o, en raras ocasiones, a los dedos. También se puede presentar dolor a lo largo del hombro, el codo, el antebrazo y los dedos de la mano.
  
El dolor con frecuencia empieza lentamente y puede empeorar:
  • Después de estar de pie o estar sentado.
  • Por la noche.
  • Al estornudar, toser o reírse.
  • Al doblarse hacia atrás o caminar más de unas cuantas yardas.
 
Usted también puede tener debilidad en ciertos músculos. Algunas veces, puede no notarlo hasta que el médico lo examina. En otros casos, notará que tiene dificultad para levantar su pierna o brazo, pararse en los dedos del pie en un lado, apretar fuertemente con una de sus manos u otros problemas.
 
El dolor, el entumecimiento o la debilidad con frecuencia desaparecerán o mejorarán mucho durante un período de semanas a meses.
 
 

Pruebas y exámenes

Un examen físico cuidadoso y la historia clínica casi siempre es el primer paso. Dependiendo de dónde tenga los síntomas, el médico examinará su cuello, el hombro, los brazos y las manos o la región lumbar, las caderas, las piernas y los pies.
 

El médico examinará:

  • En busca de entumecimiento o pérdida de la sensibilidad.
  • Reflejos musculares, que pueden estar más lentos o ausentes.
  • Fuerza muscular, que puede ser más débil.
  • Postura o la forma de la curvatura de la columna.
 

Examenes diagnósticos:

  • Se puede hacer una EMG para determinar exactamente la raíz nerviosa comprometida.
  • Se puede realizar una mielografía para determinar el tamaño y la localización de la hernia discal.
  • También se puede practicar una prueba de velocidad de conducción nerviosa.
  • Una resonancia magnética o una tomografía computarizada de la columna vertebral mostrarán la hernia discal está ejerciendo presión sobre el canal medular.
  • Se puede tomar una radiografía de columna vertebral para descartar otras causas de dolor cervical o de espalda. Sin embargo, no es posible diagnosticar una hernia de disco únicamente por medio de una radiografía de la columna.
 
 

Tratamiento

El primer tratamiento para una hernia discal es un período corto de reposo con analgésicos y antinflamatorios seguidos de fisioterapia. La mayoría de las personas que siguen estos tratamientos se recuperarán y volverán a sus actividades normales. Un pequeño número de personas necesita más tratamiento que puede incluir inyecciones de esteroides o cirugía.
 

MEDICAMENTOS

 A las personas con una hernia de disco repentina, causada por lesión (como un accidente automovilístico o por levantar un objeto muy pesado), se les administrarán analgésicos narcóticos y antinflamatorios no esteroides (AINES) si tienen dolor intenso en la espalda y la pierna.
 
Si usted presenta espasmos en la espalda, por lo regular le administrarán relajantes musculares. En raras ocasiones, se pueden administrar esteroides, ya sea en píldora o directamente en la sangre por medio de una vía intravenosa (IV).
 
Los AINES se utilizan para controlar el dolor prolongado, pero los narcóticos se pueden administrar si el dolor no reacciona favorablemente a los antinflamatorios.
 

MODIFICACIONES DEL ESTILO DE VIDA

 El ejercicio y la alimentación son cruciales para mejorar el dolor de espalda en pacientes con sobrepeso.
 
La fisioterapia es importante para casi todas las personas con enfermedad discal. Los terapeutas le explicarán a usted la forma de levantar objetos adecuadamente, caminar, vestirse y desempeñar otras actividades. Estos profesionales también trabajarán en el fortalecimiento de los músculos que ayudan a sostener la columna. Usted también aprenderá cómo incrementar la flexibilidad de la columna y de las piernas.
 
Ver también: cuidado de la espalda en la casa para mayor información acerca del ejercicio y cómo prevenir la reaparición del dolor de espalda.
 

INYECCIONES

 Las inyecciones de esteroides en el área de la espalda donde se localiza la hernia discal pueden ayudar a controlar el dolor durante algunos meses. Estas inyecciones reducen la inflamación alrededor del disco y alivian muchos síntomas. Las inyecciones en la columna generalmente se aplican de manera ambulatoria, utilizando rayos X o una fluoroscopia para identificar el área donde se necesita dicha inyección.
 

CIRUGÍA

 La cirugía puede ser una opción para los pocos pacientes cuyos síntomas no desaparecen a pesar de otros tratamientos y el tiempo.
 
Ver también: discectomía para obtener mayor información acerca de cómo se realiza la cirugía y cuáles personas tienen mayor probabilidad de beneficiarse de ésta.
 
 
El tratamiento de una hernia de disco es confiable en:
  • Los síntomas experimentados por el paciente hernia de disco
  • Edad del paciente
  • Gravedad de la enfermedad en el paciente
  • Alcance de la incapacidad y la irritación de los nervios en los pacientes.
 
 

FISIOTERAPIA

 El tratamiento conservador es el tratamiento principal e importante propuesta para los pacientes de hernia discal en el principio. El tratamiento para la hernia de disco incluye
 
El descanso y la actividad: el reposo en cama completa se debe dar a la paciente con hernia de disco, al detener todas las actividades de los pacientes. Si el paciente continúa realizando las actividades de la vida diaria y otras pequeñas obras en el hogar, que agravan los síntomas de la hernia de disco. La mayoría de la hernia discal se resuelven en cuestión de semanas a meses. Las actividades deben realizarse según el consejo del médico y las actividades leve se puede hacer después de que cese el dolor. La aplicación de la tracción es más beneficiosa en pacientes hernia de disco.
 
El calor y las aplicaciones de hielo: la aplicación de hielo y el calor en el sitio de la hernia discal es muy útil para aliviar los síntomas de una hernia de disco, tales como dolor, sensación de irritabilidad y la quema, el calor etc.El o aplicación de frío en la página de hernia de disco ayuda en la relajación de los músculos de la espalda, y especialmente beneficioso en madera deslizamiento de disco o disco abultado. El hielo y las aplicaciones de calor son una buena alternativa de tratamiento para aliviar el espasmo muscular y para el alivio eficaz del dolor.
 
Fisioterapia: fisioterapia y ejercicios de estabilización lumbar también el tratamiento dado por hernia de disco. La fisioterapia ayuda a mejorar la inervación de la zona y alivia los espasmos musculares mediante la relajación de los músculos. ejercicios de estabilización lumbar músculos estabiliza la columna lumbar en pacientes con hernia de disco. Los pacientes que no van para la cirugía de hernia de disco, estos tratamientos son más beneficiosos. La fisioterapia ayuda a la estabilización de las vértebras, hace que los músculos más fuertes. Esto reduce los síntomas de la hernia de disco.
Leído 598 Tiempo